domingo, 4 de octubre de 2015

Escuela Viva, escuela serena... ¡Triatlon Palabrero!

Vacaciones de Agosto 2015... se avecinaban y, como cualquier madre que sabe las necesidades de distracción de sus hijos, más si ella no tiene vacaciones conjuntas, pensaba en qué podrían hacer mis dos kangaritos para no aburrirse en casa.

Aaron de 2 años es un niño precoz, de carácter alegre y muy sociable, y Jesús, mi gran maestro, se aburre fácilmente si la actividad no capta su atención e interés... y nuestra economía actual no es la mejor, desde donde se vea, realmente pensaba: estas vacaciones no haremos nada enriquecedor.

Pues como cosas de la vida, de ese ritmo acelerado que lleva el resto, y que gracias a la manera peculiar de Jesús de verla y enseñárnosla, no nos "enrollamos" (hicimos problema) con eso y pospusimos ir a averiguar planes vacacionales o cursos, pues a la final decidimos que seguro algo les ocuparíamos y... apareció nuestra amiga
Enmilder León, Psicopedagoga muy apegada a la enseñanza a través de vivencias, de ir a nuestros orígenes, a la internalización del Ser y del Saber.

Ella abrió un Triatlón Palabrero, interesantísimo, basado en las experiencias y enseñanzas de la maestra Olga Cossettini, quien creó e impulsó una educación basada en los niños y niñas, convirtiéndolos en protagonistas del aprendizaje y no sólo los destinatarios.

Las diferencias principales con la escuela tradicional pueden resumirse en estos puntos:

Gran respeto por la personalidad infantil. No sólo es preciso un sentimiento de amor al niño, sino también un detenido estudio biológico y psicológico de su individualidad.

Eliminación de las fronteras entre la escuela y la comunidad. Se colocó a la educación como un hecho social que debe tener lugar en el entramado vivencial de los hombres.

Rechazo de toda forma de discriminación. Igualdad en la consideración a niños de las más diversas procedencias y a los colegas, ratifica la aceptación de la pluralidad social, económica y política como substrato republicano.

Convivencia del maestro con la comunidad lugareña. El domicilio del maestro en la cercanía de la escuela favorece los resultados del quehacer específico

Con esto sentía que Jesús poco a poco mejoraría notablemente su interacción social tan golpeada en las últimas semana, ya que, a pesar de haber contado con el apoyo de la comunidad escolar, maestros y directivos, aún el hacer entender a los niños que, habían conductas en Jesús, reacciones y respuestas orales, no adecuadas para lo que nosotros es un comportamiento dentro de lo "normal" o lo "socialmente aceptado", y eso hizo que Jesús desertara del 4to grado a finales de junio, casi terminando el año escolar, bajando su promedio y ocasionándole una gran frustración.

Este triatlón, contó con la participación de niños de diferentes edades y características físicas, psicológicas y sociales... Y regresó a mi vida, la sonrisa de ese gran maestro que es mi amado Jesús.

Con ella, retomamos nuevamente y con ánimo el programa de terapia del equipo multidisciplinario (Especialistas: neuropediatra, psiquiatra, psicólogo, psicopedagoga, terapista ocupacional, maestra, familia, comunidad) que empezaríamos para septiembre de este año, con Jesús ya en 5to grado y en vísperas de un inicio de la pubertad...

Se nos vienen cambios... ya les contaré

Publicar un comentario en la entrada