miércoles, 3 de abril de 2013

Mujer hasta los tuétanos


Mi cuerpo por segunda vez toma forma ovalada...
Una redondez que me enternece, me engrandece, no solo de talla...

Muchas veces he oído que el embarazo nos quita delicadeza, esbeltez; 
pero yo me siento plena, hermosa, deseada...
Incluso sexy, con mis pequeña ropa interior, 
con las fotos y las poses donde se marque mi barriga.

Mis caderas se abren porque es la cuna de un ser que vive en mi
Mis senos se engrandecen, se oscurecen y duelen, un dolo que sabe a placer sano, porque serán el alimento de un pequeño ángel.

Mi abdomen se pone redondo, 
se sale, cual barriga de tabernero  
pero dentro no lleva nada nocivo para mi salud... 
lleva un ser que crece dentro de mi y me llena de amor.

Me siento hermosa, así me quede todo ajustado... 
Me siento sensual, y no la oculto, la muestro,
pues, mi figura se dibuja en la sombra de una maternidad feliz...
de una esencia misma de ser mujer.

Más viva que nunca, 
cuando siento que se mueve, que patea... 
y mi cuerpo es su hogar...

Que nuestra sensualidad no esté determinada por simples estereotipos...
Todas nuestras etapas de vida son hermosas, 
y en ella, somos hermosas, 
en todas y cada una somos MUJER

Publicar un comentario