martes, 24 de abril de 2012

Síndrome de Asperger: Eso me dijo la maestra

Mi hijo Jesús ayer en al mediodía llega muy feliz con su boletín, el cursa el 1er grado y es un niño con Síndrome de Asperger. En su colegio, la directora, maestras y representantes saben sobre Jesús pues me he dispuesto a no dar sorpresas con las conductas inusuales para ellos.

Sobre su desempeño escolar, no tengo preocupación, ha obtenido las mejores calificaciones, ha participado en sus actividades académicas con prestancia demostrando que es un niño inteligente. No ha sido sencillo el que se integre como los demás niños, a sus compañeros y actividades donde debe compartir, jugar y respetar normas (por ejemplo al hacer deporte) sin embargo se ganó una medalla en carrera de sacos y fútbol. Eso nos ha dado alivio, nos indica que estamos en el camino correcto.

Como les contaba, ayer al llegar a la casa, luego del colegio, me cuenta mientras me muestra las tareas que hizo en el salón y que debía hacer en casa (jajajajaja y ahí radica a veces mi preocupación al pensar que no le dejan tarea, y es que la hace en clases) me cuenta que "La maestra dijo que mañana debía llevar la camisa de los increíbles (juegos interescolares) y el short blanco", ¿Jesús en serio? le pregunté aún dudando de lo que decía pues los juegos entre salones ya habían finalizado semanas atrás.

- Mamá, la maestra me dijo que debía ponerme esa ropa mañana, insistió

Bien. En la mañana se la puso, se vistió contento, y salimos. Al llegar al colegio, noté que ninguno de los niños de algún grado llevaban ese uniforme,... les confieso, aún escribiendo lo siento, me sentí nerviosa, asustada, como cuando uno teme hacer el ridículo... pero no porque yo lo haría, sino, porque Jesús era el único niño así y sus compañeros son crueles, se han burlado de él, lo han molestado, incluso, su papá dejó de besarlo al despedirse de él en el colegio o buscarlo porque, no quiere que sus amigos se rían porque su papá lo besa (mi esposo se puso muy triste porque no quiere avergonzar a Jesús, pero dejó de hacerlo en público por solicitud de Jesusito)

Al llegar al patio, entró naturalmente, como si estuviera con el uniforme adecuado, yo dejé de respirar por un momento, mirando a ver quien se reiría porque seguro que olvidaba todo lo aprendido en PNL, Gestalt, Ho'oponopono, Yoga de la Risa, todo lo mandaría al diablo: BRUTA EMOCIONAL sería jajajajaja y no, él entró directo a la maestra y le dijo:

- Usted dijo que me viniera así vestido y así lo hice y se formó.

La maestra se río y se me acercó diciendo: Es que ayer un niño le dijo que sus pantalones estaban muy sucios y que él estaba sucio y yo le dije que seguro Jesús mañana se cambiaría de ropa y traería una ropa limpia como la camisa de los increíbles... Tanto fue mi molestia por la risa de ella, que parece que no sabe, entiende ni recuerda lo LITERALES que son los niños con SA que le dije en tono muy molesto:

- Sus pantalones de colegio están limpios, yo misma esta mañana sin saber el por qué Jesús debía traer otra ropa, los revisé. Al decirle en broma, por salir de paso o cualquier excusa se ponga otra ropa porque esa esta sucia para evitar algún comentario con los compañeritos, Jesús asumirá que debe cambiarse, o no haz leído todo el material, libros, informes que te hemos dado para que aprendas a hablar con cuidado con Jesusito... ¿Qué valores humanos estás enseñando Sarahim a tus niños, dónde esta el respeto y reconocimiento al otro?, ¿Dónde quedó aquella joven dulce, sensible y humana a la que le di clases y de quien me sentía orgullosa de ser su profesora? Jesús se queda con su ropa de deporte, él gracias a Dios, no entiende que "era jugando" que su maestra lo dijo...

Y yo, sigo educando y apoyando la instrucción de las personas con SA en nuestra sociedad, respiro profundo, esto será en todos los colegios y salones mientras no enseñemos que somos iguales con todas nuestras diferencias... 


... Pienso en tantas cosas, sufro, me frustro, quizá más de lo que Jesús padece, él se ve un niño feliz, tampoco he de victimizarlo, mis escritos son para desahogar mis miedos, temores, tristezas e injusticias que observo, recordemos que los que somos "normales" somos prejuiciosos, acomplejados y miedosos, los niños como Jesús no, no se preocupan tanto por encajar en un mundo que no entienden, si sienten y entristecen pero superan más rápido porque no se anclan, avanzan... Pienso en que a parte de que lo maltratan, lo irrespetan, lo discriminan... ¡también lo ridiculizan!... es duro ser un niño como Jesús, si se tiene consciencia de lo crueles que somos... nuestra experiencia debe servir de ejemplo, eso espero. 


Jesusito esta bien y yo un poco más tranquila


Démosle una mano, NO LA ESPALDA
Publicar un comentario en la entrada