martes, 24 de abril de 2012

Síndrome de Asperger: Debes evitar tanta distracción en clases.

Me entregaron la boleta de calificaciones de mi querido Jesús... ¡¡y tiene A+ en su 2do lapso!!, sin embargo la maestra, a quien se le ha entregado los informes psicológicos, neurológicos, psicopedagogos, terapéuticos y del CEDNA (donde dice que siendo un niño con inteligencia por encima del percentil promedio, es un niño con TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) en nivel leve y con características de SA (Síndrome de Asperger) presenta un TDA (Trastorno de Déficit de Atención) propio de su condición y recomiendan algunas actividades para los maestros de manera que Jesús controle sus impulsos, se concentre mejor, se relaciones operativamente con sus compañeros y atienda más a sus clases) cierra la boleta escribiendo: Debes evitar tanta distracción en clases... 

¿Debes evitar tanta distracción en clases?... ¿Quién debe evitar la distracción?... mejor más bien sería bueno preguntarse: 

¿Qué hace la maestra para no tener estímulos distractores en el aula?... ¿Por qué siento que dejan toda la responsabilidad del entorno a un niño que no tiene injerencia en el mismo? o ¿Será que la maestra de Jesús no sabe leer los informes que se le han dado para que entienda que Jesús es un niño con condición especial, que no le sumará trabajo, si sigue las instrucciones sencillas de sus especialistas?... 

Lo triste es que... Jesús SI SABE LEER y corrido y leyó lo que su maestra le puso y solo dice: No quiero estudiar más mamá, no soy un niño bueno para eso, mejor me quedo en casa o acompaño a papi a su trabajo... 

Ha dibujado en sus ratos de ocio figuras muy tristes, niños con colmillos y se dibuja a él mirando al piso y triste, escribe de título: Ya no quiero ser médico ni policía, si los estudios son fáciles pero las personas se ríen o me molestan.

Mi corazón roto de mamá esta roto... Jesús es un niño brillante, que tendrá muchos días grises en este sistema educativo si no empezamos TODOS a cambiar nuestra actitud hacia los demás, no solo hacia las personas con condición especial, hacia todos, no es el colegio nada más, ni la maestra nada más, serán en todos los colegios pues no nos han educado a convivir con personas con ritmos diferentes, ideas diferentes y patrones de conducta distintos a las promedio... 

Yo sigo apoyando, aprendiendo y viviendo con mi Jesús y educando, instruyendo y luchando con el entorno para que su desarrollo y formación sea siempre la adecuada para él, la mejor para su crecimiento como ser humano y como hombre de bien
Publicar un comentario en la entrada