viernes, 16 de marzo de 2012

El Bullying y Los Asperger - II

El Bullying es una palabra inglesa que significa intimidación, se refiere a todas las actitudes agresivas, intencionadas y repetidas que ocurren sin motivo evidente, adoptadas por una o más estudiantes contra unos u otros. El hostigamiento y el maltrato verbal, son formas de Bullying.

Hace unos días, mi hijo Jesús, un niño de gran corazón con Síndrome de Asperger fue víctima de maltrato físico. No es la primera vez que le sucedía, aunque si en lo de ser agredido, en ocasiones anteriores había sido objeto de burla, de aislamiento, de actitudes indiferentes y comentarios malintencionados, que a nosotros como padres nos afectaba, solicitábamos ayuda y respuesta de su maestra, de la directora incluso del Colegio, sin embargo quedaba en palabras, en "veremos que se puede hacer", "llamaremos a los papás de los niños".

Jesusito sea por su condición de vida o por su personalidad propiamente dicha, no hacía mayor caso a estas agresiones (verbales y psicológicas) y olvidaba el asunto rápidamente, al punto de tratar con igual cariño a sus compañeritos, los mismos que en días pasados lo habían ignorado, maltratado y burlado. Así, nosotros, nos tranquilizábamos pero seguíamos atentos a cualquier indicio de ansiedad de Jesús.

Desde hace pocos días noté en Jesús apatía por ir al colegio, se enfermaba repentinamente, le decía al papá que no quería ir porque le dolía la pierna, porque tenía sueño. Incluso dejó de hacer sus tareas, las cuales eran una de las actividades preferidas de él... y eso activó la alarma.

Le dije a mi esposo que estuviéramos más atentos a ver qué estaba sucediendo, pues en casa (típico de las maestras y directivas decir que "hay un problema en casa que lo está manifestando en el aula y por eso está comportándose tal o cual") estábamos bien en todo sentido: somos una familia promedio, convivimos juntos, almorzamos siempre que se puede (mi esposo viaja en la semana) salimos de paseo, compartimos tardes juntos en la escuela de música. En fin, no somos la familia ideal, somos una familia.

En los Juegos Intercursos Jesús compartió en el desfile, pero jamás se integró a las actividades, al principio pensé: claro, el evade los grupos grandes de personas, el ruido en exceso... pero observé que la maestra atraía a los demás niños, y no a mi Jesús... me dije: no te sugestiones, tranquila, ya lo integrará... y pues nunca sucedió.

Al día siguiente en la tarde, Jesús escribió una carta a su maestra y muy seriamente nos dijo a mi esposo y a mi en la cena que "Ya no quería ir más al colegio, por favor, que buscáramos una nueva maestra que le diera clases en su casa, ir al colegio es muy doloroso"

Nos entregó la carta, la leímos con un nudo en la garganta y esperamos que se fuera a dormir. Esa noche decidimos accionar como padres ante las autoridades correspondientes de defensa del menor. En la carta Jesús contó con nombres y apellidos las burlas, agresiones, maltratos y expresó no querer ir más al colegio.

Hoy en la mañana (hace 2 día del suceso) nos reunimos con las autoridades, el colegio y los representantes, donde acordamos realizar seguimientos y apoyo terapéutico a los niños, inducción hacia la convivencia y prevención de la violencia a los padres y apoyo emocional a mi familia... Con el compromiso expreso de NO VOLVER A PERMITIR NI UNA MIRADA DE RECELO pues eso también es BULLYING.

Esperemos... estaré escribiendo cada mejora y cada cambio observado. 

NO LES DEMOS LA ESPALDA, DEMOSLE LA MANO
Publicar un comentario