martes, 22 de noviembre de 2011

La Risa es la mejor Medicina

Sin importar si un niño ha nacido sordo o ciego siempre podrá reírse. La risa es el idioma universal en todo el mundo, es contagiosa, primitiva, natural e inconsciente. Aparece como respuesta a algo que nos parece gracioso, a tener sentido del humor y definitivamente los niños son los que más se ríen.

Cuando una madre y un padre ven a su hijo reí­r por primera vez es un momento especial para ellos porque saben que hay una conexión sentimental, de empatía, y que está feliz, algo que cualquier buen padre y buena madre querrán para su bebé durante su niñez y adultez.

No hay un momento preciso en el que el bebé comenzará a reí­rse porque todos son distintos y se desarrollan de maneras diferentes. Las primeras 4 semanas de vida de un bebé lo que parece una sonrisa realmente no lo es. Para el primer mes de vida es que empezará a sonreí­r como una reacción hacia ti, como respuesta a un sonido, pero todavía no se reirá a carcajadas.

Las carcajadas llegarán a los 4-5 meses de edad. Las canciones, rimas, caras, juegos y sonidos los harán reí­rse con muchas ganas de manera muy contagiosa.

La mejor forma de hacer que un bebé deje de llorar es hacerlo reír con alguna cosa. Descubre cuáles son las razones por las que tu bebé ríe y práctica con él o ella. Esto le calmará, le hará sentir positivo nuevamente, y le quitará el dolor por un rato en caso de que le haya pasado alguna cosa por la liberación de endorfinas en el cerebro.

La risa de un bebé hará que cualquier persona, sin importar su sentido del humor, se sienta mejor, se le contagie mucho más que con la de un adulto. Esto es porque la risa de un bebé no tiene limites, es genuina y despreocupada.

Un buen juego para un bebé de 8-10 meses es esconderse detrás de las manos o detrás de algún objeto para luego salir rápidamente. Esto también se puede hacer con algún juguete. Para ellos será gracioso y además aprenderá sobre la permanencia de las cosas en un lugar.

Fuente: Edukame
Publicar un comentario