viernes, 21 de octubre de 2011

La Transformación Esencial. Los Estados Esenciales

Como se menciona en artículos anteriores, un Estado Esencial es el nivel más profundo de lo que nuestras partes quieren para nosotros. La decisión de activar, conseguir, aflorar estos estados a través de nuestras limitaciones, no es una decisión consciente, esta lucha se presenta normalmente durante la niñez y luego, al ir creciendo, se van durmiendo, olvidando, desactivando.

Cada parte posee su propio y único Estado Esencial, hay cinco grupos principales, que son estados universales. Así, mientras dichos estados son, en un sentido, experiencias universales, en otro son únicos para cada persona y para cada parte de nosotros. Incluso se encontrará con que dos partes tengan el mismo Estado Esencial con el mismo nombre, pero presentar sutiles diferencias en cuanto a la claridad del sentimiento. Es por esto que es importante que se utilice la experiencia y el nombre que se reciba de la parte interna, en lugar de tratar de integrarlas a una categoría.

Las palabras tan solo son nombres, etiquetas, que nos servirán para darle significado a la experiencia. De ahí se describen para estos estados, cinco grupos de Estados Esenciales:

Ser
Paz Interior
Amor
Okeidad
Unidad

Muchas personas experimentan durante un momento preciso, alguno de estos estados, a contemplar las maravillas de la naturaleza, el milagro de la vida, el primer rubor del enamoramiento, sin embargo, sería mejor no tener que esperar a la situación para experimentarlas, sin necesidad de utilizar alguna sustancia alterna, como droga, o algún tipo de terapia que active estos estados.

El Proceso de Transformación Esencial ha aportado a muchas personas una experiencia directa e inmediata de los Estados Esenciales vividos y aquellos a lo que nunca había tenido acceso. 

Muchos métodos espirituales y de desarrollo personal nos dicen que necesitamos controlar o eliminar nuestros pensamientos negativos, catastróficos y no seguir adelante con nuestras conductas negativas, no operativas o disfuncionales.

En realidad, las conductas y reacciones que más nos disgustan y criticamos de nosotros mismos son las auténticas cualidades que dan paso a estos estados, es decir, el camino hacia éstos pasa a través de nuestra "fealdad interna" definida en pensamientos, sentimientos, emociones y conductas no deseadas, negativas y castrantes, de nuestras cualidades menos deseadas, de esas conductas, sentimientos o reacciones que consideramos problemáticas. A través del Proceso de Transformación Esencial estos estados se convierten en algo más que breves cimas emocionales, necesarios para nuestro sistema de defensa y de sobrevivencia, recordándonos lo humanos que somos

Publicar un comentario