viernes, 21 de octubre de 2011

La Transformación Esencial. Descubriendo los propósitos

La mayoría de nosotros identificamos como "problemas" a aquellas partes inconscientes que dirigen los comportamientos, sentimientos y reacciones que nos molestan y disgustan de nosotros mismos, provocando con esto ser jueces de nosotros mismos, creando una pobre relación con aquellas partes que dirigen nuestras conductas no deseadas y dar lugar, en consecuencia, a una desarmonía interior.

El primer paso paso para establecer la comunicación entre esa parte y yo consiste en aprender a apreciar los resultados positivos que esas partes desean para nosotros. Si están ahí manifestándose es realmente por algo. Asi, cuando me doy cuenta que la parte de mí misma, que me mantiene despierta de noche busca algo positivo para mí, me vuelvo más comprensiva y pacífica conmigo misma; lo que constituye el primer paso para hacerme amiga suya, amiga mía.

Es posible que esa parte quiera resolver algo que quedó pendiente durante la jornada, e intente encontrar un modo de ayudar. Te obsequio el siguiente ejercicio, sencillo de hacer para descubrir el propósito positivo de la parte que te "sabotea" o te crea problema.



Virginia Satir intentaba ayudar a la gente a experimentar su vínculo espiritual, ayudándolas a que tomaran contacto tanto con su ternura como con su poder. Para alcanzar esto, se necesita entender y ver que hemos nacido para evolucionar, que se trata de crecimiento, y se debe temer por sentirlo y vivirlo. 

A medida que se avanza más en el proceso de Transformación Esencial se comienza a descubrir que las partes empiezan, normalmente, queriendo algo del exterior: protección, seguridad, respeto, amor, aprobación social o éxito. Luego se evidencia que si se continúa haciendo preguntas, se llegará a determinado punto donde cada parte pasará de querer algo externo a reclamar su Estado Esencial profundo y más hacia el centro de sí. Estos estados intensos han sido nombrado de múltiples maneras como Unidad, Ser, Sensación de Paz, Okeidad (O.K) Amor, pero ahora los conoceremos como

Publicar un comentario