domingo, 2 de octubre de 2011

Inteligencia Emocional y PNL - Parte I

En Ética para Nicodemo, Aristóteles escribió: 


"Cualquier persona puede enfadarse, eso es algo sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento justo, con la intención correcta y del modo idóneo, ciertamente, no resulta tan sencillo"

El aprendizaje emocional es muy importante en lo que respecta a la supervivencia; ciertos externos producen automáticamente reacciones de miedo, por ejemplo ruidos inesperados, la aproximación de un animal de gran tamano, alturas, entre otros.

Cuando nuestra competencia inconsciente se asienta (ocurre el aprendizaje según la curva de Bandura) nos asustaremos y mostraremos todas las caracterizaciones fisiológicas que lo acompañan.

Se produce pues, la respuesta emocional condicionada cuando un estímulo neutro se asocia a otro que provoca reacción emocional adversa o no, conocida en PNL como Anclaje.

Pero no siempre expresamos en el momento adecuado, en la justa medida nuestras emociones. En muchas oportunidades exageramos su manifestación, o la suprimimos, o sencillamente preferimos ignorarla y hasta negarla.

Estudios han revelado que la insana manifestación o represión de las emociones y sus sensaciones generan enfermedades psicosomáticas, orgánicas y mentales, limitando y deteriorando nuestra calidad de vida.

¡Buen viaje hacia tu centro emocional!

Descarga el libro de Fausto Izcaray: IE y PNL 
Publicar un comentario