jueves, 30 de septiembre de 2010

Toda conducta tiene una intención positiva



Incluso un comportamiento aparentemente dañino contiene esa intención, ya sea para preservarnos de algo o para mantener una ganancia secundaria. Fue percibido como apropiado dado el contexto en el que ocurrió y desde el punto de vista de la persona que lo realizó. De este modo es más fácil responder a la intención que al realización del comportamiento problemático.


Aunque no siempre tenemos consciencia de ello, todo lo que hacemos lo hacemos invariablemente con un propósito. todo acto tiene una intención, será positiva para la persona que lo realiza. Un acto que puede hacer a alguien "antisocial" (término utilizado en Psicología Social para expresar que está fuera de la norma social, en contra de la norma social) tendrá sentido sin duda, para la persona que lo realiza.


Muy probablemente tenga una "razón" para hacerlo, una causa o un ideal que puede que el colectivo o la sociedad en general, no comparta. Según el "mapa del mundo" de esa persona, esa conducta producirá un resultado. Así la persona, actúa positivamente y con intención.

Publicar un comentario en la entrada