martes, 29 de marzo de 2016

Un cuento sobre manejo de emociones - Escrito por Jesús Alvarado, Asperger

Habia una vez un gato llamado Nick que estaba caminando feliz como una lombriz, en el pueblo que recien se mudó.

Todas las personas lucian feliz hasta que se encontró con un perro que estaba molesto como una chicharra.

Nick se acercó y le preguntó:

-¿Oye amigo que te pasa?

El perro respondió con una voz tan ronca como un trueno diciend: 

- ¡Mi nombre es Reth! Y estoy buscando un restaurante  para comer algo porque estoy hambierto como un leon enjaulado. ¿Quien eres tu y que haces aqui?

Nick estaba un poco asustado por la voz y respondió algo nervioso: 

- Acabo de mudarme en este pueblo y yo soy Nick el gato

Reth el perro le preguntó: - ¿Conoces algun restaurante?

Nick le dijo: - No pero vamos a buscar uno. Nick y Reth fueron a buscar un restaurante caminando. Nick corria rapido como un guepardo y Reth caminaba como una tortuga. Demoraron mucho en buscar un restaurante hasta encontrar uno. Reth el perro dijo: 
- ¡Al fin encontramos un restaurante!

Reth le pregunto a Nick: -¿Tienes dinero para pagar la comida

Nick dijo: Si, Pero te lo daré si mejores ese comportamiento. Reth se sintio avergonzado y dijo

-Lo siento... Nick sonrió y dijo: ¡Esta bien aqui tienes dinero para pagar la comida!

Reth dijo: ¡Gracias, te voy a invitar a comer. Comeremos los dos juntos!

Nick se puso feliz y pidieron la comida y comieron los dos juntos.

Nick y Reth se hicieron los mejores amigos

                       FIN

Jesús Eduardo Alvarado Verano - 11 años, Venezuela
Publicar un comentario en la entrada