martes, 3 de junio de 2014

Dejemos a los niños, ser niños...

Día tras día, se niega a los niños el derecho de ser niños.

Los hechos, que se burlan de ese derecho, imparten sus enseñanzas en la vida cotidiana.

El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa.

El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura.

Y a los del medio, a los niños que no son ni ricos ni pobres, los tienen atados a las patas del televisor, para que desde temprano acepten, como destino la vida prisionera.

Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños.
 
Eduardo Galeano - Uruguay
 
Que los niños sean siempre niños, no significa que los encapsulemos en una bola de cristal, alejados del mundo para que lo real no les afecte, es solo, saber qué deben saber y que no...
 
Dejar que sean inocentes y a su tiempo, entiendan...
 
Dejemos a los niños, ser niños

Publicar un comentario