domingo, 17 de marzo de 2013

6 Sombreros para pensar: Una filosofía de vida para tu entorno. Pensamiento de Sombrero Rojo

El uso del Sombrero Rojo permite que el pensador diga: "Así me siento con respecto a este asunto".

El sombrero rojo legitima las emociones y sentimientos como una parte importante del pensamiento. Hace visibles los sentimientos para que puedan convertirse en parte del mapa y también del sistema de valores que elige la ruta del mapa. 

El sombrero provee al pensador un método conveniente para entrar y salir del modo emocional; así puede hacerlo de una manera que no resulta posible sin ese truco o instrumento. Permite que el pensador explore los sentimientos de los demás cuando les solicita un punto de vista.

Cuando el pensador esta usando el sombrero rojo, nunca debería hacer el intento de justificar sus sentimientos o basarlos en la lógica. Éste cubre dos amplios tipos de sentimiento: En primer lugar, las emociones comunes, que varían desde las fuertes, como el miedo y el disgusto (rabia, enojo), hasta las más sutiles como la sospecha (los famosos supuestos). 

En segundo lugar, los juicios complejos, calificables en tipos tales como presentimientos, intuiciones, sensaciones, preferencias, sentimientos estéticos y otros tipos no justificables de modo perceptible. Cuando una opinión consta en gran medida de este tipo de sentimientos, también se la puede encajar en este sombrero.
Publicar un comentario