jueves, 26 de abril de 2012

Meditación de la Risa

Si te levantas riendo, pronto empezarás a sentir lo absurdo de la vida. No hay nada serio, incluso puedes reírte de tus desgracias, de tus sufrimientos, de ti mismo. 
Cuándo te levantas por la mañana, antes de abrir tus ojos, estírate como un gato.
Estira cada parte de tu cuerpo. Disfruta con el estiramiento, disfruta al sentir tu cuerpo despertándose, volviendo a la vida.  

Después de tres o cuatro minutos de estiramientos, con tus ojos aún cerrados, ríe. 
Durante cinco minutos simplemente ríe. 

Al principio serás tú el que lo hagas, pero pronto, cuando intentes reír aparecerá una risa genuina. 
Piérdete en la risa. 

Esta técnica puede llevarte algunos días, antes de que seas capaz de realizarla. No estamos acostumbrados a reír, hemos olvidado cómo hacerlo. 
Pero pronto será espontánea. Y entonces, cada mañana, ¡Disfruta!

Osho nos habla de la Risa y la Espiritualidad: 

1.- De eso es de lo que trata la espiritualidad. Del vivir la muerte intensamente, del vivir la vida con intensidad,del vivir ambos tan apasionadamente que nada quede atrás sin ser vivido, ni incluso la muerte. 

2.-La risa es la esencia misma de la religión. La seriedad nunca es religiosa, no puede ser religiosa. La seriedad es del ego, parte de la enfermedad misma. La risa es la ausencia de ego. 

Sí, hay una diferencia cuando tú ríes y cuando ríe un hombre religioso. La diferencia es que tú siempre te ríes de otros y el hombre religioso se ríe de sí mismo, o de toda la ridiculez humana. 

La religión no puede ser sino una celebración de la vida; y la persona seria se transforma en un inválido: crea barreras. No puede bailar, no puede cantar, no puede celebrar. La dimensión misma de la celebración desaparece de su vida. Se vuelve como el desierto y si eres un desierto puedes seguir pensando y pretendiendo que eres religioso, pero no lo eres. 

Puedes ser un sectario, pero no religioso. Puedes ser un cristiano, un hindú, un budista, un jaino, un musulmán, pero no puedes ser religioso. Crees en algo, pero no sabes nada. Crees en teorías. Un hombre demasiado cargado de teorías se vuelve serio. Un hombre que no tiene cargas, que no agobie su ser con teorías, comienza a reírse. 

3.- La risa relaja. Y la relajación es espiritual. la risa te devuelve a la tierra, de hacer descender de tus estúpidas ideas sobre el ser-más-santo-que-tú. La risa de lleva a la realidad tal y como es. El mundo es un juego de Dios, una broma cósmica. Y a menos que la comprendas como una broma cósmica nunca serás capaz de comprender el misterio supremo. 
Estoy a favor de todas las bromas, estoy a favor de la risa. 

Estamos tan apegados a nuestro sufrimiento que reímos, generalmente, sólo como una liberación de la tensión. Pocas veces, muy pocas veces, se ríe sin causa. 

No somos capaces de reír, no somos capaces de ser felices; incluso en nuestra risa hay dolor. 

Pero la risa es hermosa, es una profunda limpieza, una profunda purificación. 

Osho ha ideado una técnica "de la risa". Practícala cada mañana al levantarte y, dice él, cambiará toda la naturaleza de ese día. 
Publicar un comentario