miércoles, 25 de abril de 2012

La Risa y sus beneficios curativos


La risa es una medicina gratuita y natural que todos podemos desarrollar como tal. El universo es más milagroso de lo que suponemos. Todo está planeado tan exquisitamente que en cualquier momento dado todos recibimos de actores en nuestra vida las enseñanzas que necesitamos, divisen a su alrededor,de la personas que menos se imaginan estarán aprendiendo una lección: atisben con buenos ojos a su compañero de trabajo, al vecino, a la cajera dela panadería, a la muchacha de servicio o al vigilante. 

Los maestros espirituales budistas enseñaban a sus discípulos que todo es reductible a uno; que el progreso tuyo es el progreso mío, que tu aflicción es mi aflicción, que tu angustia es mi angustia, mi bienestar es el tuyo., esto quiero que lo comprendan de la siguiente manera: el efecto practico de vivir en sociedad es que todo tiene que ver con todo y nada se desarrolla en el vacío. También decían que todo estaba relacionado a determinado nivel espiritual. El concepto no es fácil de entender, pero se explica cuando nosotros cambiamos, todo cambia a nuestro alrededor.

El humor, la risa y la sonrisa tienen innumerables beneficios psicológicos, nos ayudan a superar los problemas que se nos presentan de la mejor manera. La risa previene enfermedades del corazón, ya que una de las principales causas de ataques al corazón son el miedo y el enojo.

Reírse nos hace sentir vivos y reduce el nivel de estrés. El humor es el camino más directo para conectarse con uno mismo y mejorar la relación con los demás. En el trabajo, la gente puede aprender a usar la risa para incrementar tanto la satisfacción personal como la productividad.

Ante una situación que provoca emociones negativas, lo mejor es apelar al humor como herramienta para solucionar y superar el problema.

Se suele decir que la risa es el aerobics del alma debido a que, cuando nos reímos de verdad y a carcajadas, ejercitamos todos los sistemas de nuestro cuerpo. Si se piensa en la última vez que te reíste de verdad y se recuerda cómo nos dolía todo el cuerpo al dejar de reír, es porque se ha hecho ejercicio. 

Nuestro sistema cardiovascular, por ejemplo, se ejercita cada vez que el ritmo cardíaco y la presión sanguínea aumentan para luego descender nuevamente. Nuestra agitada respiración crea un vigoroso intercambio de aire en los pulmones y constituye un saludable ejercicio para el sistema respiratorio. Además nuestros músculos liberan tensiones caca vez que se contraen y relajan. Por último, hay que tener en cuenta que 20 segundos de carcajadas supone el mismo ejercicio para el corazón que 3 minutos de remo.

Por lo general cuando estamos dentro de algún problema que nos aqueja tendemos a preocuparnos, a deprimirnos, etc. Esto en lugar de ayudar empeora la situación. Si en lugar de elegir el sufrimiento, elegimos la risa y aprendemos a encontrar el humos aún en los momentos difíciles dejaremos a un lado la actitud compasiva hacia nosotros mismos, dejaremos de sentir lástima por nosotros mismos y en lugar de la compasión ejercitaremos mecanismos cerebrales que nos ayudarán a encontrar la mejor solución a nuestros problemas.

Sufrir ante los problemas representa una actitud negativa ante la vida, reír en medio de los problemas representa una actitud positiva, la diferencia es considerable tomando en cuenta que la risa provoca respuestas fisiológicas beneficiosas en nuestro cuerpo, como la liberación de hormonas endorfinas (analgésico natural de nuestro organismo) y la reducción del cortisol, que deprime nuestro sistema inmunológico y que se libera, sobre todo, como resultado del estrés al que estamos sometidos.
Publicar un comentario en la entrada