sábado, 24 de marzo de 2012

Síndrome de Asperger: Padres Especiales para hijos especiales

¿Te has preguntado alguna vez por qué las madres de los niños con capacidades diferentes son escogidas? 

De cierta manera imagino a Dios rondando sobre la tierra, seleccionando sus instrumentos para la propagación con gran esmero y deliberación.

Mientras observa instruye a sus ángeles para que tomen nota de un gigantesco libro mayor, y comienza la tarea diaria de asignación : 

- Dale a Amarilys Delgado un hijo y de patrono a Mateo. A Azucena Rojas una hija y de Santa Patrona a Cecilia, A Rosanna Pérez unas gemelas y de Santo Patrono a Gerardo, él acostumbra a protejerlas. 

Finalmente. Él aprueba el nombre y sonríe diciendo: 

-Dale a Fanny Vanessa un hijo con capacidades especiales.

El ángel se muestra curioso y pregunta: 

-¿ Por qué mi Dios? ¡Ella es tan feliz! exactamente, sonríe Dios, 

-¿Podría dar yo un niño especial a una madre que no sabe reír? 

-Pero ella ¿tendrá sufrimiento?, preguntó el ángel.

-Yo no deseo que ella sufra mucho, ni que se hunda en un océano de desesperación y compasión por sí misma. Una vez que la sacudida y el resentimiento pasen, lo aceptará y sabrá manejar la situación. Yo la observé hoy, y tiene un sentimiento de provecho e independencia que es muy raro, pero necesario en una madre.

El hijo que voy a darle tiene su propio mundo y ella tiene que hacer que él viva en ese mundo de ella, y eso no va a ser fácil. 

-Pero Dios -continuó el ángel-, yo creo que con éso, ella no seguirá pensando en ti. 

Entonces Dios sonrío y dijo:

-No importa, yo puedo arreglar eso. Este caso es perfecto, pues ella tiene justamente bastante amor propio.

El ángel se asombró: 

-¿Amor propio? pero... ¿ésa es una virtud? 

Dios asintió con la cabeza y contestó:

-Sí, ella no lo sabe aún, pero será envidiada. Nunca tomará como un hecho una palabra dicha. Nunca considerará un paso mal dado, cuando su hijo le diga mamá por primera vez verá un milagro, y estará presente en el momento cuando le describa un árbol o una puesta del sol; verá, como pocas personas han visto mis creaciones...

Dios continuó: 

-Voy a permitirle ver claramente las cosas que yo veo: IGNORANCIA, CRUELDAD, PREJUCIOS... 

Nunca estará sola y voy a estar a su lado cada minuto del día y de su vida, porque ella será mi trabajo, tan segura como que estará aquí a mi lado. 

-¿Quién sera su Santo Patrono entonces? - preguntó el ángel- y Dios sonrió : ¡¡Un espejo será suficiente!!

¡DE MI PARTE GRACIAS A DIOS POR MI ETERNO MAESTRO JESUS EDUARDO, PAPÁ DIOS!
Publicar un comentario