viernes, 20 de enero de 2012

¡Quiero gente a mi alrededor que valga la Alegría!

Como buena estudiosa de nuestra comunicación, de la manera en que lo hacemos, en las palabras que usamos e incluso, en los pensamientos que generamos, he ido aprendiendo a eliminar de mis programas mentales, expresiones y sentimientos que realmente no me procuran algún beneficio. 

Cuando me llega un pensamiento de minusvalía, de tristeza o de negatividad, y por supuesto me doy cuenta de ello, visualizo algo que me guste: recuerdo algo gracioso de mi hijo, algún mensaje lindo de algún alumno, la mirada de mi mamá... algo y permito a mi mente, retirar aquello negativo y darle el lugar de honor a lo positivo.

Ahora bien, en estas tardes de ocio, pues mi hijo ya empezó sus actividades extracátedras y yo estoy más libre, me puse a oír la tele, mientras trabajaba en la computadora y en la película de fondo oí:

- ¡Debes hacerlo, en realidad vale la pena!
- ¿La vale, tú crees?
. Si, la merece y es para ti.

¡Wooooooooooow! ¡Qué expresión más catastróficamente paralizante y cargada de negatividad! y lo más cumbre es que nos hemos creído, nos han inculcado y lo hemos aprendido muy muy bien en que esa expresión es maravillosamente motivadora, potenciadora, grande... ¡Lingüística Ven a Mi!

La expresión tradicional, en casi todo el mundo es:

Hacer las cosas que valgan la pena...
Hacer que valga la pena...
Es alguien que vale la pena...

Así como la palabra "SACRIFICIO" la sumamos a actos de amor desmedido al punto de morir por ello (y no hay nada más equivocado que este concepto, morir de amor y por amor, no son actos nobles, son realmente actos autodestructivos, pues Dios nos dice en sus mandamientos que Amarás a tu prójimo, tanto como a ti mismo, y si eres capaz de morir por otra persona, no estás dando al valía a tu propia vida, es decir, no amas...A-MOR: A (no) Mor (morir) NO MORIR, si lo vemos desde la etimología de la palabra, Gracias Dr. Nelson Torres)

Pero, y si empezamos a trabajar nuestra manera de expresarnos hacia el lenguaje Positivo, hacia la Psicología Positiva... ¿Qué opinas?, A ver si me explico: 

En lugar de decir "Quiero gente a mi alrededor que valga la pena el sacrificio, que valga la pena la espera, que valga la pena", decir " Quiero gente a mi alrededor que valga la alegría"

Creo que así yo misma atraeré gente, personas, amigos, allegados, ajenos y propios que me motiven, me entusiasmen, me llenen de optimismo, que le den a mi vida momentos de alegría... No de pena

¡Feliz Vida, sonrían siempre, por todo y por nada! la vida no es fácil, nadie dijo que lo fuera, tampoco el vivirla es imposible, así que en esta vida, TU VIDA: se vale llorar, molestarse, cansarse y hasta caerse, pero también se debe reír, alegrarse, relajarse y levantarse... sacúdete las rodillas, ponte una gorra y adelante... Un abrazo desde esta ventanita 
Publicar un comentario