lunes, 26 de diciembre de 2011

En este Año Nuevo

Muchas veces nos rendimos antes de empezar, y es por eso que fracasamos sin haberlo intentado. 

Recuerda que no hay metas imposibles de alcanzar, solo caminos difíciles que recorrer. 

Por eso, para este fin de año e inicio del nuevo que se nos viene como regalo divino, personalmente, recomiendo que conforme despidas el año, liberarás todo aquello que te molestó, lastimó, perturbó e impidió avanzar, alcanzar tus sueños y sonreír. 

Conforme recibas el nuevo año, en el nuevo año te irá, así que, por esta vez, si no lo haces, ¡Hazlo!... 

Cena en abundancia de manjares, alegrías y comida benditamente elaborada después de medianoche, así empezarás en abundancia, en alegría y con comida servida con amor y bendición todo el año... 

Si en abundancia recibes el año, en abundancia lo pasarás. Abraza y alégrate al momento de las 12 campanada, así los restantes 364 días lo pasarás alegre, rodeado de gente amable, entusiasta y optimista. 

Vístete con tus mejores galas, usa tu mejor fragancia, joyas, bebe tu mejor bebida y sonríe, sonríe por todo y por nada, pues todo se te mantendrá durante todo el año... todo suma...

No tiene nada de mágico, metafísico o relacionada a la holística, es simple vida, VIDA de la real ¡Feliz Vida en el 2012! 

Vanessa Verano
Publicar un comentario