martes, 13 de diciembre de 2011

Amor

Soy transformado gracias al poder conciliador y expansivo del amor Universal, del amor de Dios.

Al reunirme con mis familiares, amigos y los miembros de mi comunidad en esta temporada de amor, siento la generosidad de espíritu. 

Al compartir el amor de Dios desde nuestro interior, expresamos aprecio y respeto los unos por los otros —hacemos de la cooperación una realidad.

Me amo y me acepto, y amo y acepto a los demás. 

El amor proporciona perdón a las relaciones personales lastimadas y curación a los viejos resentimientos y malentendidos. 

El amor transforma el conflicto en armonía.

Cuando veo a otros con los ojos del amor, veo posibilidades para bien en todas las personas y circunstancias. 

Mientras más amor doy, más éste crece en mí. 

Me llena de gozo poder expresar amor.
Publicar un comentario