miércoles, 5 de octubre de 2011

Ho'oponopono... ¿cómo funciona? - Parte II

La mejor petición es YO DESEO QUE VENGA SOLO LO QUE SEA CORRECTO Y PERFECTO PARA MI, porque ¿Cómo sabemos si los deseos son de las memorias o de la inspiración? 

Es más, generalmente serán de nuestro intelecto, o de nuestras memorias pero no de nuestra parte divina, porque confundimos la EXPERIENCIA con el SÍMBOLO, por ejemplo creemos que con dinero (símbolo), obtendremos tranquilidad (experiencia) y pedimos el símbolo, pero no suele traernos la experiencia que creíamos, así que lo mas adecuado es no poner metas y si nos mantenemos limpiando seguro que llega a nuestra vida mucho mas de aquello que nuestro intelecto hubiera pedido. 

En realidad nosotros tenemos todas las EXPERIENCIAS solo que no las vemos por la cantidad de memorias que nos impiden conectar con ellas por eso nuestra misión es borrar y borrar para poder conectar con nuestra autentica esencia. Porque ¿Qué pasaría si lo que pedimos no es lo perfecto para nosotros? Mejor dejarle a Dios que nos traiga lo que nos corresponda. 

No podemos ser conscientes de la cantidad de pensamientos que tenemos por minuto pero los pensamientos son creadores seamos conscientes de ellos o no, ¿creéis que alguien que tiene cáncer tuvo la intención de tenerlo?....por supuesto que no pero hay miles de programas internos que permanecen ocultos y así nunca tienen las cosas que ver con aquello que creemos que tienen que ver, por eso no hay que pensar en que es lo que estoy borrando, tengo que volverme niño y soltar, sin control, con inocencia pero con inocencia consciente.

Lo principal es ver todo lo que te llega como una oportunidad pero definitivamente no hay que preguntar PORQUE pero entonces ¿Cuál es la pregunta? En realidad, no lo sabemos, lo único que sabemos es como dar permiso, como borrar y solo después que paso el problema o la situación es cuando comprenderemos las causas, así que solo GRACIAS, TE AMO porque queremos estar en PAZ, el intelecto no sabe nada, solo el corazón sabe. Pensamos que venimos a salvar al mundo pero venimos a salvarnos a nosotros mismos, la PAZ empieza con nosotros, asi que GRACIAS, TE AMO es el mejor regalo que podemos hacerle al mundo. 

¿Qué pasa con el sufrimiento?

El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es optativo, los problemas son oportunidades pero sufrir por ellos es optativo. La Ley de Atracción implica aceptar el 100% de responsabilidad pero muchísimas cosas no están en nuestro consciente y los CD´s no paran de bajar. 

Ho’oponopono va mas allá de la Ley de Atracción porque no es posible controlar todo lo que tenemos en el inconsciente pero que no obstante lo estamos atrayendo. Así que hay que borrarlo porque las afirmaciones o las peticiones pretenden “convencer” al subconsciente y Ho’oponopono es darle amor al subconsciente. 

Con Ho’oponopono atraes LO QUE AGRADECES y así pones el amor primero. Solo pide y recibirás pero hay que pedir sin dar ordenes porque no sabemos lo que es bueno y correcto. Ser feliz es el atajo mejor para llegar mas rápido a donde quieras llegar. Confía en que cada vez que lo utilizas algo se está soltando porque cuando limpiamos el universo nos apoya y nos trae lo correcto. 

Mientras estamos aquí tenemos cosas que limpiar porque ser perfecto es ESTAR VACIO, NO TENER MEMORIAS, NO TENER CD´s. Hay que aceptar que no sabemos lo que estamos limpiando, no ponemos metas. Cuando empiezas a borrar te vas volviendo mas y mas consciente. Podemos utilizar todo lo que venga a nuestra vida para borrar, desde las noticias de TV hasta cualquier información que nos llegue, porque si nos llega es porque nosotros lo estamos proyectando. 

Utilizar Ho’oponopono es como hacer ingresos en un banco espiritual……. Decir mentalmente GRACIAS cierra muchas puertas y abre otras muchas. El intelecto no puede comprender esto, quien hace la conexión con la divinidad es el NIÑO INTERNO y a partir de ahí baja la energía divina que nos sana física, mental y espiritualmente 


LA PAZ ESTE CONTIGO, TODA MI PAZ MI PAZ TE DOY
MI PAZ TE DEJO 
NO LA PAZ DEL MUNDO 
SINO MI PAZ, LA PAZ DEL YO 
Publicar un comentario