lunes, 10 de octubre de 2011

Ahora es el momento con Dios


Ahora es el momento del Yo interior, de la oración contestada, de recibir bendiciones.

Al pensar en el eterno ahora, me doy cuenta de que el presente es un momento divino. 

En Dios no hay ni pasado ni futuro. Dios reconoce solamente el ahora, en el cual las oraciones son contestadas y los deseos satisfechos. 

Las bendiciones se manifiestan, se hacen visibles, se expresan y se hacen tangibles en el ahora. 

Al vivir en el eterno ahora de Dios, puedo percibir las bendiciones que ya son mías. Nada puede impedir que mi bien venga a mí. 

Consciente del momento presente, ya no busco cumplir mis anhelos en el mañana.

 Sé que mi bien está aquí, hoy. 

Sólo tengo que aceptarlo para ver la manifestación. 

Vivo en el eterno ahora, recibiendo bendiciones del Espíritu a cada momento
Publicar un comentario