lunes, 17 de octubre de 2011

Agradece

Por cada minuto que tienes para vestirte, porque hay algunas personas que no tienen ropa que escoger, brazos que lucir, cuerpo que vestir...

Por cada sonido que rodea tu entorno, porque algunos durmieron pensando en mañana y éste no llegó a despertarles,... porque algunos siguen en las tinieblas de sus propias carencias y no se permiten ver la luz de su ser.

Por los abrazos, las miradas, las sonrisas que miras en la calle, coinciden con tu andar, por tus amigos, conocidos, familiares y amores, porque quizá en este momento un bebé está siento despojado de la vida sin preguntarle si esta de acuerdo, si quiere vivir o prefiere dormir antes de despertar.

Porque lees este artículo, porque puedes acceder al mundo en un click, muchos están ciegos, mutilados, mudos, sordos, encerrados, desprotegidos... y no es porque Dios los haya olvidado, cualquiera que sea el Dios al que le clamas cuando el clima no te favorece, cuando el negocio no se te da, cuando no te llamaron por el cargo que aspirabas, ese Dios, es el mismo Dios al que le pido que me recuerde con el cantar de pajaritos, el moverse de las hojas con la brisa, lo maravillosamente afortunada que soy por poder escribir esto, porque soy libre, estoy sana y aprendí a agradecer
Publicar un comentario