martes, 13 de septiembre de 2011

Vida...




Vida, cuéntame un cuento de los que cuentas a los bebés para que duerman tranquilos… 

Vida, acaricia mi mejilla con una rosa blanca y dulce cuando veas en ella una lágrima salada... 

Vida, cuéntame un secreto de duendes y seres invisibles del bosque cuando mi realidad sea demasiado dolorosa.

Vida, regálame dulces de chocolate y ambrosías de néctar de frambuesa cuando veas que se me ponen los pelos de punta...

Vida, méceme en tu mecedora de madre buena y cuidadosa cuando necesite de tu amor...

Vida, quiéreme tanto que nada más necesite, que esté colmada, que nada añore, que todo esté cumplido...

Vida, ámame, nunca dejes que me sienta sola, abandonada, con desamor o desatendida.

Vida, cuéntame historias sabias que me ayuden a vivir, alrededor del fuego encendido, en la paz de mis noches.Vida, vida, vida, amable, tierna, delicada y buena…

¡CUÍDAME SIEMPRE MUCHO!
Publicar un comentario