martes, 2 de agosto de 2011

Síndrome de Asperger: Dios y Jesús



Jesús, mi hijo de 6  años, hace un año aproximadamente, mientras estaba leyendo en voz alta la respuesta de uno de los participantes del debate "Cuando la vida duele" me miraba asombrado, yo le observaba desde el rabito del ojo (con la mirada periférica) y se quedaba absorto. No se si por lo que oía o porque pensaba en algo más allá, hasta que preguntó:

- Mami, ¿Papá Dios está molesto porque no le dices hola cuando trabajas en la compu?

- No chiqui, solo estoy leyendo y X escribió la palabra Dios, no es nada más que un escrito. Le dije para que no profundizáramos en el tema, recuerden que mi hijo es Asperger (Autista tipo 2) y que hay temas y palabras que pueden afectar su estado. Todo a su tiempo como dice el neuropediatra.

- Mami, pero si Papá Dios se molesta contigo, ¿El te va a dar un pao pao y tu lloras?

Evité reírme y enternecerme por la expresión de Jesús, él está recibiendo la formación católica ya en casa y en el colegio, pero como buen Asperger, se comporta como Santo Tomás: ver para creer.

- No chindines, Papá Dios nos quiere tanto que nos perdona todo, si no lo pensamos, nos perdona, y nos envía un pajarito o la lluvia, o algo muy lindo como la mariposa que se asoma en las mañanas, y que tanto te gusta ver, para recordarnos que Él está y que quiere que le hagamos cariño.

- Pero yo no lo veo, ¿Dónde está?

Aunque le expliqué usando la canción Dios está aquí... Y sus ojos marrones se abrían alegres al oírme cantar (no canto nada, pero nada bien, sólo que a Jesús le encanta verme payasear) me quedé corta, porque es como querer enseñarle a otra persona, creer en algo tan sublime que aunque no lo ves, sabes que está aquí... (tocándome el corazón)

¿Dónde está Dios?...

Me llega la canción que en el colegio nos enseñaron:

Dios, está aquí, Tan cerca como el aire que respiro, tan cerca como en las mañanas me levanto, tan cerca como que te canto y me puedes oír...

Dios es todo, es amor, es UNIVERSO, es el aire, eres tú y soy yo. Somos hechos a su imagen y semejanza, por lo que me resulta a veces inverosímil oír que somos seres imperfectos... si somos pedacitos de Él... nuestra imperfección es una creencia al perdernos de su camino, de su lado y poner nuestra fe sobre el cuestionamiento... ¿Dios existe?

Somos perfectos a los ojos de Dios... "Todos son iguales a los ojos de Dios"
Publicar un comentario en la entrada