lunes, 1 de agosto de 2011

Respira





Respiro profunda y lentamente, imagino que el aire que entra limpia todo pensamiento tóxico y limitante, me llena de vida, de salud, energía... 

Mantengo por unos instantes el aire imaginando que se mete por cada rinconcito de mi cuerpo limpiando y ordenando todo lo que adentro esta fuera de lugar. 

A medida sale este aire, siento tranquilidad, serenidad, alegría y me siento libre, feliz, en este aquí y ahora. 

Lo hago 2 veces más.

Listo, renovado y limpio para un nuevo y maravilloso día, ¡Bienvenido a mi vida! Lo recibo y agradezco: 

GRACIAS día por llegar puntual.
Publicar un comentario