domingo, 31 de julio de 2011

Optimista

Un gran día comienza de mejor manera regalando pensamientos inspiradores y positivos. ¡Inténtalo!

Los pensamientos catastroficos son angustiantes y automáticos. 

Detenlos al darte cuenta de ellos diciéndote ¡YA!, ¡BASTA!, ¡PARA!.

Al darte cuenta de que tus pensamientos son negativos, piensa en recuerdos agradables, personas agradables, y renueva esas sensaciones
Publicar un comentario en la entrada