miércoles, 1 de septiembre de 2010

El sapo y el Escorpión


El sapo y el escorpión


Un río se interpuso en el camino de un escorpión. Éste, aprovechó que frente a él vió a medio sumergir a un sapo. El escorpión le pidió de favor que lo subiera en su lomo, y lo llevara hasta la otra orilla para cruzar el río.

El sapo respondió:

―¿Acaso crees que soy tonto? Si te subo en mi lomo,  seguro me picarás y moriré.

El escorpión dijo entonces:
―¡¿Cómo se te ocurre?! Si yo te picara, moriría contigo. Claro que no lo haré.
El sapo decidió ayudar al escorpión y, cuando estaban cruzando el río, el sapo recibió una picadura mortal. Cuando ambos se hundían y estaban a punto de ahogarse, el sapo reclamó:
―¿Por qué lo hiciste?.

El escorpión respondió:
―Lo siento sapo, no pude evitarlo... es mi naturaleza.
Publicar un comentario en la entrada