jueves, 12 de agosto de 2010

Duendes y Querubines - Poemas de Evaluna

Querubines de la noche,

que entre las estrellas se pasean,

dejando ilusiones en su estela,

para que tras ellas, mis sueños vuelen,

díganle a mi caballero andante,

que mi corazón tiene su huella,

que soy su amada, su amante.



Duendes juguetones, danzarines,

abre un huequito y bota este lamento,

para meter ahí sus pensamientos,

y llenarlo de besos, llenarlos de mí,

hasta que se confundan nuestros alientos,

y mi olor en su cuerpo, sea mi consuelo.



Luceros de la noche callada,

que iluminan cada pedacito del cielo,

vé y dile a mi caballero,

que su amor es mi anhelo,

que su piel es mi almohada.



Querubines de la noche,

susúrrale mi nombre a mi amante en sueños,

para que al romper el alba deslumbrante,

sólo de mi amor quiera ser dueño.



Luceros, duendes y querubines,

no dejen de brindarme su bendición,

que todo mi amor, lleva un nombre,

y que el tenerlo en mi mente,

llena de alegría mi corazón.
Publicar un comentario en la entrada