miércoles, 11 de agosto de 2010

Síndrome de Asperger: Del otro lado del Arcoiris


¿Cuántos de los seres humanos pueden decir que viven con calidad de vida y felicidad en cada minuto, porque aprenden a ver matices donde solo hay blanco y negro, diferenciar sonidos de bulla, aromas de olores?

¿Cuándo fue la última vez que te detuviste a oler el aire y a ponerle la cara o la imagen de algo que te recordaba ese aroma? 

¿Haz jugado a ponerle color a tus sentimientos y a darle sabor a tus emociones?

¿No? No imaginas de lo que te haz perdido, pues de manera gratuita he hecho este curso, que es como un curso de milagros, y he desarrollado mis capacidades sinestésicas con un gran Maestro: Jesús, mi hijo de 5 años, que su profesión es: Amar la vida tal como se le presenta, y se desenvuelve como un gran ser humano: Es una persona con Síndrome de Asperger

Las personas con Síndrome de Asperger, si tienen momentos en los que decaen o se sienten desolados, pero les dura poco porque ocupan su tiempo consciente en desarrollar felizmente su mundo, que para él es maravilloso, feliz y libre de prejuicios o dogmas porque... Son Especialmente personas con Síndrome de Asperger

Antes de que Jesús llegara a mi vida, igual me sentía feliz de la que tenía, pero no atendía a los detalles de aprovechar el AQUI y el AHORA, pues pensaba cuando tuviera... cuando pasara... para cuando necesite... estudié mucho, me hice una persona respetable y reconocida, y sentí que era momento de tener una familia, un hijo, porque era el momento para mi, darme ese permiso y darle esa bendición a mi vida.

Como todo buen ser humano, planeaba mi vida y proyectaba mis planes hacia un futuro inmediato... y nació mi Jesús.

No tomaré detalles en cómo descubrí que Jesús era diferente entre las individualidades, eso lo detecta una madre, hay ese "algo" que no encaja con lo cotidiano, lo esperado, para que apabullarles más si entienden que todos lo somos, él era especial en la distinción y eso llamó mi curiosidad.

¿Me asusté? ¡Claro! temía que hubiera un retraso, un compromiso cognitivo severo, muchas acciones de Jesús bebé no entendía, porque observaba el entorno y el resaltaba con su esplendidez... y simple... Es Síndrome de Asperger

Me instruí sobre el espectro autista, sobre la hiperactividad, sobre el retraso, pues a su corta edad aún es prematuro dar una diagnosis definitiva, pero ya los especialistas han tomado la decisión de aceptar (pues la familia y ellos notan que Jesús es un niño normal, con sus excentricidades, propios de su condición) y les ha enseñado a que Todos somos únicos y diferentes, y que iguales necesidades, distintas maneras de sentirlas y vivirlas.

Somos bendecidos por la vida, al tener en la nuestra un ser como nuestros hijos, nos enseñan a sonreír ante las adversidades, cuando nuestra formación nos enseña a llorar, nos enseñan a decir lo que no nos gusta en el momento adecuado y a la persona exacta, cuando nos enseñan a callar, a aceptar atropellos y a olvidar y guardar rencor.

Nos enseñan a tener paciencia, a reír porque una mariposa te rozó la mano, o una mosca volaba alocada, nos enseñan a no ponerle cuidado a las pequeñeces y a hacer de lo cotidiano algo extraordinario.

Nos enseñan a ver la vida... desde el otro lado del Arco iris

Si esperabas la definición científica del Síndrome de Asperger, puedes buscarlo en libros, folletos, en la misma web... pero mejor que la definición de Síndrome de Asperger es lo que es para una persona "normal" un ser humano tan transparente: Eso es una persona con Síndrome de Asperger

Fanny Vanessa, la feliz mamá de Jesús Eduardo, un pequeño GRAN HOMBRE con Síndrome de Asperger


Publicar un comentario