viernes, 13 de agosto de 2010

Crecimiento Personal: ¿Para qué?



Hoy en día han surgido innumerables propuestas y modelos de desarrollo, crecimiento y superación personal. Algunos autores los diferencian claramente, algunos hacen las analogías presentando como uno es consecuencia del anterior y así sucesivamente y otros proponen esquemas que los muestran como sinónimos. 

Crecimiento Personal es sencillamente mejorar las potencialidades, recursos, dones, virtudes, aspectos positivos de nuestra personalidad y carácter, además de lograr que las debilidades personales, actitudes menos prometedoras, defectos y “lados oscuros” de nosotros mismos se transformen a través de un trabajo interno, un proceso de convertirse en persona poco a poco y paso a paso, oportunidades y fortalezas que nos generen esas ganancias emotivas, psicológicas y mentales. 

El Desarrollo Personal es más referenciado al proyecto a corto, mediano y largo plazo que se traza un ser humano con deseos de superación, logros, metas y objetivos definidos y claros; es el compromiso fiel de una persona consigo misma para visualizar, ir y alcanzar un nivel de excelencia específico para ella y así lograr un equilibrio mente-cuerpo-espíritu que le permita “crecer”, aumentar su potencial, dones como ser humanos y ser un ser feliz. 

La superación personal es un proceso de continuo cambio y transformación consciente a través del cual la persona trata de adoptar nuevas filosofías y formas de pensar, para que éstas le permitan adquirir una serie de aspectos que le ayuden a mejorar su calidad de vida. 

Puedo entonces decir que los tres conceptos anteriores, relacionados unos con otros, sumas y consecuencias de unos y otros son los ciclos continuos de un mejoramiento sistemático (por pasos, etapas, un poco a poco, tomándose el tiempo para reflexionar, meditar y asimilar cada proceso y etapa) que generan un ser humano más capacitado en afrontar las vicisitudes que se presenten con una manera de pensar menos pragmática, más amplia, viendo la realidad, su realidad con una visión periférica; es decir, cuidando los aspectos que le afecten y aquellos que pueda alterar: cuidando siempre su ecología, que sea bien tanto para él como para su entorno social y emocional. 

Para este tipo de procesos, ya sea iniciar con el crecimiento personal, el desarrollo personal y/o la superación personal, procesos que estamos tratando por separado; uno como consecuencia del otro, aún no referenciando quien debe ser primero y quien después para finalizar con alguno en especial; debemos estar atentos a que realmente sea lo que necesitamos, que si en algún momento salta alguna duda, quien nos guíe, nos ayude o nos enseñe a realizar una actividad que me haga crecer, desarrolle alguna de mis potencialidades o me permita superarme como persona, pueda aclarar, ayudar y llevar a feliz término de este o estos procesos. Si no sucediera esto o no pudiera ser posible, ahí entraría entonces mi pregunta sencilla y sin más ¿Para qué hacer un curso, taller o programa de Crecimiento Personal, Desarrollo Personal, Superación Personal o lo que es peor, para que entrar al programa de Mejoramiento Continuo? ¿Qué es lo que debo desarrollar? ¿Para qué superar qué? ¿Cómo y cuánto debo crecer?, ¿Quién pone esas medidas de cuánto crecer?, ¿Qué desarrollar y para qué superar? 

Se puede diseñar un completo y excelente programa de los temas antes mencionados pero si en realidad el interesado, el paciente, cliente, no tiene claros sus objetivos, metas y deseos de alcanzar es qué en la vida (proyecto de vida, misión y visión) será solamente un manual para inexpertos, palabras aglomeradas, vacías, sin vida, tiempo y dinero mal invertido y perdido. 

Quien desea hacer algún taller sobre el crecimiento, el desarrollo y la superación personal debe trabajar primero su autoestima, su motivación y averiguar si es proactivo o reactivo, para así saber cómo encaminarlo y buscar aquellas palabras brillantes que son las que impulsarán y mantendrán al interesado en la búsqueda incansable pero no inalcanzable ni imposible del mejoramiento continuo y la felicidad personal.


Publicar un comentario