sábado, 15 de marzo de 2014

¿Qué es lo que realmente quiero? - Ejercicio de PNL

Hay una pregunta clave que se encuentra incluída implícitamente en PNL y es:  “¿Qué es lo que realmente quiero?”

En ocasiones sabemos claramente lo que queremos…Aunque es muy útil chequearlo con lo que no queremos (por ejemplo compararlo con eso “que no quiero”).

Una vez hecha la comparación, volver a preguntarnos:”¿qué quiero realmente?”.

El saber nuestro punto de partida en PNL es muy importante para poder emprender el viaje del cambio. Además, a medida que empieces a desarrollar tus respuestas (acerca de lo que quieres)tienes que darte permisos para soñar un poco…

Aquí un pequeño Ejercicio de la PNL:

Intenta relajarte ,ya que vas a trabajar con las submodalidades y estados internos… · Imagina y lleva esa película personal a un tiempo futuro en el que ya tienes todo lo que quieres y un poco más… Trabaja con tus canales sensoriales y pregúntate qué se siente allí,cómo se vé,como suena eso…

Enfócate en los detalles sensoriales…¿Cómo es ese escenario ideal?¿es brillante?¿que detalles podrías distinguir?¿que escuchas?¿asocias alguna sensación particular al “alcanzar” aquello que deseas?¿algún aroma?

Pregúntate a ti mismo si el alcanzar esto te parece bien, que eso,va con tu forma de ser…¿Te motiva?¿Te estimula e impulsa hacia adelante?¿Te carga de energía?.

Chequear el “combustible” (la motivación) es muy importante en PNL, porque es el que te va a llevar del punto A al B de la mejor forma.

Y en PNL la ecología también es clave: chequear si realmente nuestro objetivo es algo que nos motiva o es algo que nos preocupa.

Porque a veces un objetivo, de manera superficial, nos parece excelente de lograr…pero internamente, hurgando un poco más, a veces aparece alguna “vocecita” que no está tan de acuerdo en que nos embarquemos en ese viaje… Tal vez aparece alguna sensación de preocupación o incluso cansancio…Puede suceder que quedamos como “exhaustos”, luego de hacer este viaje mental…

De ser así, el objetivo no resulta…porque nos produce un conflicto interno…Una parte quiere…otra parte no quiere.

Con el tiempo,esto genera un autosabotaje, nos pondríamos trabas a nosotros mismos…para nunca poder llegar al objetivo… Lo más inteligente es ver la manera de integrarlo, de reformularlo para que nos motive y nos estimule.

En este caso,hay que seguir haciendo algunas preguntas útiles…¿Qué me dejará esto si lo logro? o bien…¿cómo me afectará?.Observa que nuevamente echamos luz a ambas caras de la moneda…

Luego, formúlate esta pregunta con mayor énfasis …”¿Qué me dejará esto?”… al menos tres veces y exígete formularte la pregunta hasta encontrar Valores que signifiquen mucho para ti… Por ejemplo,si para nosotros un valor primordial es la honestidad,hacer algo deshonesto nos generará irremediablemente un grave conflicto. O si la libertad es un valor clave en mi vida,en un trabajo donde no tenga ciertas libertades,no me voy a sentir demasiado bien…Lo más probable es que termine “huyendo” de él.

Aplica entonces este ejercicio de PNL, hazte las preguntas y determina alguna cosa que quieras lograr en total conformidad contigo mismo.

Puede ser un objetivo pequeño incluso, pero si lo determinas en total conformidad y claridad…puede darte un poder y una energía que te servirá no sólo para afrontar ese objetivo, sino también, de referencia muy útil para los futuros objetivos.
Publicar un comentario