viernes, 18 de octubre de 2013

Si un perro fuera tu maestro...

Si un perro fuera tu maestro aprenderías cosas como: 

Cuando tus seres queridos llegan a casa, corre a saludarlos. 

Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear. 

Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara, sea de puro éxtasis. 

Toma siestas. 

Estírate antes de levantarte. Corre, salta y juega a diario. 

Mejora tu atención y deja que la gente te toque. 

Evita morder cuando un simple gruñido seria suficiente.

En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto.

Cuando estés feliz, baila alrededor y mueve todo tu cuerpo. 

Deleitate en la alegría simple de una larga caminata.

Se leal.

Nunca pretendas ser algo que no eres.

Si lo que quieres esta enterrado, escarba hasta que lo encuentres.

Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí..
Publicar un comentario