viernes, 8 de marzo de 2013

La dicha de ser mujer - Poemas de Evaluna

Nací mujer, niña, fémina, como quieras llamarlo. Desde pequeña, antes de aprender a hablar, ya oía: las niñas no juegan con tierra, las niñas no se comen las uñas, las niñas no hablan duro, no se ríen alto, lloran bajito.

Crecí y seguí creciendo, y mis curvas marcándose en mi silueta no frenaban el vendabal en mi pecho: mi risa sonora en todos lados, y las lágrimas cuando lloraba corrían mi maquillaje, e igual, ante el espejo me veía bella.

Irreverente, arrogante, independiente y conversadora, así conquista al hombre, al mundo, al resto. Soy un ser maravilloso, inteligente y lleno de bondad, una "maquinita" de hombres, de mi vientre, su cuna es y de mi cuerpo alimento da.

No acepto más lágrimas por dolor, desamor, por golpes sean físicos o emocionales, la culpa no es del hombre que me pega, del que me hiere o no me valora, la responsabilidad es de la mujer que no le enseña que debo primera aceptar y despertar a mi humanidad para que cesen los abusos y llegue el amor. El amor completo, el amor real.

Soy Cariñosa, malcriada, caprichosa, engreída, algo loca, ligera de pensamiento, apasionada, traviesa, seductora, sensible, madre, hermana, tía, amiga... 


Se me enseñó a ser una dama en la sala y una puta en la cama, si aun así el hombre que me tiene, no me valora, que se vaya, porque Hombre no es.. 

100% Loca, 100% Humana... Sencillamente 100% MUJER! 


Vanessa Verano
Publicar un comentario