viernes, 18 de noviembre de 2011

Receta para la Cena de Navidad

 Por favor, háganlo de lunes a domingo, no engorda y te hace sentir pleno. Ingredientes: 


FAMILIA: es aquí donde todo comienza 
AMIGOS: nunca deben faltar 
PACIENCIA: la mayor cantidad posible 
LAGRIMAS: secarlas todas y enseñarlas a sonreír 
SONRISAS: las más variadas 
PAZ: en gran cantidad 
PERDON: muchísimo y de diversas maneras 
ESPERANZA: ¡No perderla jamás! 
CORAZON: cuanto más grande mejor 
AMOR: puede abusar todo lo que quiera 
SUEÑOS E ILUSIONES: todos los que tengas, te puedo prestar un poquito de los míos 
AGRADECIMIENTO: por nada del mundo podría faltar. 


Modo de Preparar:

Reúne a tu familia y amigos. Olvídate de momentos de rabia y desesperaciones pasados. Si necesitas, usa toda tu paciencia. Seca las lágrimas y sustitúyelas por sonrisas. Junta la paz y el perdón. Deja que la esperanza crezca en tu corazón. Agregar a la mezcla anterior, todo el amor y el agradecimiento que tengas y muchísimas ganas y cariño. Poco a poco ve incorporándole a la receta, tus sueños e ilusiones. Y colócalo al calor de tus esperanzas. 

RECORDAR: no siempre los ingredientes de la vida sus gustosos, por lo tanto hay que saber mezclarlos como se van ofreciendo y presentando, y hacer con todo, un plato de buen sabor... Y no se olviden de tener cerca todos los días esta receta, aunque algunos ingredientes en estos tiempos parecen difíciles de conseguir, podemos obtenerlos con un poco de esfuerzo y si mezcamos bien nuestro plato, será único e inolvidable. 

¿Entonces? ¡Manos a la obra! Puedes empezar hoy y recordar siempre este día, ya que es posible renacer y hacer de nuestra vida una vida diferente... No depende de otros... No depende de lo que tengas o de lo que te falta... Solamente depende de ti y de tu amor por la familia y amigos
Publicar un comentario