martes, 15 de noviembre de 2011

¿Qué juguete debo darle a mi hijo con Autismo?

Navidad, Día del Niño y fechas como cumpleaños o fiestas, para los padres de niños especiales (Autismo, Asperger, Down, Rett, Disfasia, William, etc.) es un calvario pues siente que "deben" comprarle un regalito como los demás padres. Más que un "deber" me gustaría que fuera un "querer" hacer y para esto, les dejo un referente de lo que podemos comprarle a nuestros hijos, amigos, sobrinos, vecinos con compromiso cognitivo:




Autismo y Asperger:

-Compra juguetes que sean adecuados para la edad de desarrollo del niño, no necesariamente debe ser la edad indicada en la caja del juguete.

-Ten especial cuidado con los juguetes que pueden producir asfixia, incluso pasados los 3 años de edad. Procura comprar juguetes de una sola pieza en lugar de juguetes con muchas piezas pequeñitas.

-Evita adquirir juguetes que se puedan romper con facilidad al caer al suelo, especialmente si es niño tiene pataletas o berrinches.

-A algunos niños que tienen autismo les gusta romper y rasgar hojas. En estos casos, para poder usar cuentos o libros con ellos, conviene que sean de cartón duro o plástico.

-A menudo un exceso de juguetes abruma a los niños con autismo, es mejor comprar pocos juguetes grandes que muchos y pequeños.

-No decaigas si los juguetes que compraste parecen no interesarle en un primer momento al niño. Inténtalo otra vez más pasado un tiempo, o intenta ver por qué al niño no le gustan y comprueba si se pueden adaptar. Por ejemplo, si al niño no le gusta el juguete porque hace demasiado ruido, revisa si es posible desactivar o eliminar el sonido.

-Trata de comprar juguetes que sean multisensoriales para estimular mejor el aprendizaje. No obstante, ten cuidado de no comprar juguetes o juegos que resulten excesivamente difíciles o sean frustrantes.

-Compra juguetes relacionados con aficiones o intereses que le gusten al niño.

-Los juguetes terapéuticos, sobre todo los diseñados para un fin concreto, pueden ser útiles porque permiten enfocarse en una capacidad específica.

-Trata de equilibrar la compra de juguetes instructivos, específicos y terapéuticos con los que más le gustan.

-No todos los niños con autismo tienen los mismos intereses, así que pregunta al niño y a la familia antes de comprarle nada. Los “intereses” comunes pueden incluir:

-Juguetes técnicos (calculadoras, videograbadoras, reproductores de sonido y ordenadores).

-Juguetes que se activan con la presión de un solo botón.

-Juguetes acuáticos.

-Pomperos de jabón.

-Juguetes que estimulan experiencias sensoriales.

-Linternas.

-Juguetes y juegos de causa y efecto.

-Juguetes táctiles y elásticos como pelotas. Si tu hijo suele llevarse los objetos a la boca, no son recomendables.

-Juguetes musicales

-Vídeos, cuentos o libros infantiles para cantar

-Juguetes visualmente atractivos con pantalla o luces

-Juguetes individuales que no precisan interacción con otros niños o adultos

-Juguetes que tienen vibración y masajeadores

-Bloques de Lego porque a los niños autistas les gusta crear y contruir diferentes estructuras

-DVDs de las películas o dibujos de televisión que le guste

-Juguetes como bicicletas o triciclos que pueden ayudar a comprender las reglas en la calle, además de hacer ejercicio físico.

-Rompecabezas que facilitan la compresión articular adicional uniendo las piezas, y son de ayuda para el sentido del tacto.

-Juegos de mesa que pueden promover la socialización.
Cosas que puede que no gusten al niño autista

-Algunos niños autistas son sensibles al tacto de las prendas y puede ser que no les guste recibir ropa como regalo.

-Algunos autistas son muy sensibles a los sonidos, y pueden molestarles los juguetes con ruidos o sonidos de determinadas frecuencias. Pueden ser más tolerantes a la música clásica.

-No compres juegos ni juguetes que precisen numerosos jugadores, ya que las necesidades sociales pueden ser demasiado elevadas para él. Busca juguetes con los que se pueda jugar en solitario y sin otras personas.
Publicar un comentario