viernes, 5 de agosto de 2011

¡Soy parte de la Solución!


Las nuevas tecnologías, el desarrollo de nuevas maneras de convivencia, cambios en nuestros paradigmas hacen que desde que estamos en gestación ya vengamos como programados para "supervivir" en un mundo cambiante, alocado y sin control.

Nos invade tanta información, de toda índole, que muchas veces nos dejamos llevar por la corriente, si estamos en un ambiente hostil, como animalitos (en el buen sentido de la palabra)reaccionamos y nos defendemos. Es la ley del más acto... ¿Y eso no es darwiniano? Acaso eso no es de las leyes de selección natural que nos indicaban que ¿para sobrevivir ante los cambios y evolución del mundo en el que vivimos, teníamos que adaptarnos?

Si, eso es lo que en años de estudio, he podido concluir, hasta hoy... no debemos seguir la corriente, como el camarón, porque nos arrastrará y nos llevará.

Hay dos posibilidades ante situaciones de violencia, dolor, injusticia: ser parte del problema, postura que llevamos años acostumbrados, resolviendo conflictos, mediando, haciendo, incluso hay facultades de saberes especialistas en eso de los conflictos... Y la otra parte, ir en el camino de la solución, camino que a muchos no les agrada porque hay que tomar decisiones, asumir responsabilidades y comprometerse... No es fácil...

Existen tantas maneras de resolver nuestras diferencias, empezando por entender que TODOS somos únicamente diferentes e iguales a la vez, sin discriminarnos por el color de piel, o la raza, las creencias o nuestra sexualidad.

Todo sería menos complicado si, nos decidiéramos a sentarnos en el puesto de la solución, veríamos la vida menos gris y más matizada, ¿no creen?
Publicar un comentario en la entrada