lunes, 29 de agosto de 2011

¡No critiques!


¡No critiques!

Procura más bien colaborar con todos, sin hacer críticas.

La crítica hiere, y a nadie le gusta ser herido.

La persona que acostumbra a criticar, muy pronto queda aislada de todos.

Si ves alguna cosa errada, habla con amor y con cariño, procurando ayudar. 

Pero, sobre todo, procura corregir a los otros con tu ejemplo.
Publicar un comentario en la entrada