miércoles, 27 de julio de 2011

¡Sonríe!

Sonríele a tu vida, igual que si fuera tu pareja, tus hijos, tus amigos. 

Ella estará contigo y será tu compañera de recuerdos y anécdotas.



Sonríele y apláudele de pie, conforme la trates, ella te responderá.

Sonríe por todo y a cada instante, es más sano, más sencillo y económico
Publicar un comentario en la entrada