jueves, 13 de enero de 2011

Honrar la Vida

 

Honrar la vida implica que vivir no es un acto que ejecutamos. Es una actitud que adoptamos.

Una persona que vive intensamente la vida, atrae intensamente sin que haga demasiado. En el lenguaje de la venta es algo así como: yo no vendo, me compran. Lo importante no es si pierdes o si ganas. Lo importante es que no pierdas las ganas. Si pierdes no pierdas la lección.

La experiencia no es lo que le pasa a una persona. Es lo que una persona hace con lo que le pasa. Hay dos tipos de personas. Los que duran y los que maduran. Los que
duran envejecen. Los que maduran se hacen sabios.

Filosofía significa amor a la sabiduría. Y la sabiduría viene de sabor. La persona sabia es la que aprendió a saborear la vida. El arte de vivir empieza por aprender a digerir la vida. Toma lo nutritivo y desecha lo tóxico. Nuestro aparato digestivo nos da el ejemplo: hace lo que debemos hacer en nuestra vida diaria. Gozamos poco por lo mucho que tenemos. Y sufrimos mucho por lo poco que nos falta.  

Apuro significa "sin pureza". El prefijo "A" es de carencia. La persona apurada se enferma. No es corriendo, es viviendo intensamente como se avanza. Uno es como se alimenta. Nosotros somos alimento para los otros. Debemos tratar de ser nutritivos. Sobre todo para nuestros hijos.

La Tierra es una gran escuela. Nuestras experiencias son nuestros currículos. Cada vivencia es una asignatura para el alma. A veces la vida nos toma examen. Es porque te quiere dar un título. Por eso no te quejes. Aprovecha el aprendizaje. Cuando estés ocupado, responde: No estoy trabajando; estoy expandiendo lo que soy. Siempre estoy viviendo y aprendiendo.

No te deseo buena suerte. Te deseo que tomes buenas elecciones. Que elijas bien cuando te toque hacerlo. La calidad de la vida de una persona se ve en los primeros 5 ó 10 minutos de la mañana. No es lo mismo decir "Señor hoy te pido que me vaya todo bien" que decir "Señor dame la fuerza para vivir bien". La palabra agradecer es el gusto sagrado de ser. La palabra presente y regalo es lo mismo. Si vivo el presente como un regalo siempre tendré motivo para agradecer.

¿Qué diferencia hay entre un líder y un jefe? La sonrisa. Esta es el mejor alimento para todos. El mejor alimento es el agradecimiento y la alegría de vivir.

En realidad no soy. Somos. Es mejor compartir en vez de competir. Al verdadero éxito, a la felicidad, se llega cuando usas tu fuerza extra para ayudar a otros. En vez de usarla para llegar tú primero a la meta. Lo que importa en esta vida es ayudar a otros a vencer. Aunque signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo.

El arte de vivir no se trata de vivir en forma extraordinaria la vida. Sino vivir en forma extra lo ordinario de la vida.
Publicar un comentario en la entrada