jueves, 30 de septiembre de 2010

No existen fallas, solo resultados (realimentación)



En PNL no existen los fracasos. Cada resultado, sea cual sea, es considerado como un enriquecimiento de la experiencia en el camino al cambio o efecto deseado.

Para ello se debe desarrollar una creciente facilidad para hablar, gesticular y percibir; en otras palabras: ampliar el contenido de nuestros recursos en la comunicación. Para que el beneficio de los resultados no deseados se nos haga evidente, se tiene que estar dispuestos a mirar el mundo con una perspectiva nueva, diferente.

“Todas las distinciones que somos capaces de realizar los seres humanos en relación con nuestro mundo interno o externo, y nuestro comportamiento se puede representar de manera adecuada a través de nuestros sistemas perceptuales: vista, auditivo, kinestésico, gustativo y olfativo”

Las personas suelen tardar cierto tiempo en captar los modelos del lenguaje y en desarrollar la habilidad necesario para utilizarlas. Si no los entienden bien la primera vez, vuelven a reproducirse en sus mentes otros recuerdos menos afortunados, registrando un fracaso más. De hecho, el "no hacerlo bien" forma parte del proceso de aprendizaje, el de pulir las habilidades recién aprendidas para llevarlas a un nivel de competencia inconsciente.

Así pues, utilizar esta presuposición cuando hayan momentos de duda. Si lo que se está haciendo no tiene el resultado que se desea, por lo menos adquirirá una información útil que le servirá de experiencia (realimentación)

Si usted cambia su conducta de tal modo que obtiene un resultado diferente, cambiará todo significado de lo que le pareció al principio un fracaso. 


Presuposición 8: Si una persona puede hacer algo, cualquier puede hacerlo
Publicar un comentario en la entrada