lunes, 9 de agosto de 2010

Sinestesia - Pensar en Colores




Se habla de los canales de acceso y sistema de representación en la Programación Neurolingüística.

Todos los individuos tenemos un canal de acceso a la información y de recepción de la misma dominante: usamos los sentidos en pleno para captar y percibir la realidad, pero uno es el que resalta más, de ahí en Lingüística se habla de los canales de comunicación visuales, auditivos, kinestésicos, estos tres siendo los principales (ojos, oídos y piel tacto) y en muchas ocasiones, el gusto y el olfato: VAKOG (Visual-Auditivo-Kinestésico-Olfativo-Gustativo)

Sin embargo, todos también tenemos una manera única de percibir y razonar esa información y crear y recrear en nuestro cerebro su significado logrando los Insigh que menciona Ausbel y Morin, Bandura y otros estudiosos de la mente y del aprendizaje. Esta manera de pensar y razonar generan estados de ánimo, sensaciones, emociones que nos hacen relacionar nombres, recuerdos, colores, estados mentales y compararlos con objetos, sensaciones, olores, sabores. 

Dichas comparaciones a veces insólitos y que a algunos no nos parecen razonables... hablamos de Sinestesia

Autores relacionan la sinestesia con darle color a las palabras y/o recuerdos, ponerle sabor a los sentimientos o música a las cosas que imaginamos, como si recreáramos mentalmente un fondo musical para una película

En la película LA MASCARA 1985 donde aparece la actriz Cher, el hijo, un joven con una severa anomalía física (elephantiasis) le enseña a una ciega de nacimiento, cómo es el color de las nubes, el color del calor, del frío, el color rosado y demás...

Eso es sinestesia y las personas con el Síndrome de Asperger y Espectro Autista, desarrollar esa capacidad mejor que las personas que no la padecen

Ejemplo de eso Albert Einstein y Dra. Temple Grandin

"Difícilmente pienso solo en palabras" AE

"Cuando pienso, lo hago en colores" TG

¿Les ha pasado?

“Todo lo paradójico que a ustedes les pueda parecer, pero en la Era de la Imagen no entendemos una gran parte de lo que las imágenes pretenden contarnos; peor aún: confundimos mirar y ver. Una panda de canallas que sabe muy bien lo que se hace nos ha escamoteado la Luz y nos mantiene sumidos en una penumbra siniestra y para colmo maloliente ¿o soy yo el único que percibe el hedor insoportable que exhalan algunos programas televisivos? Si es así tendré que mirármelo, que eso se llama Sinestesia”. (Andrés Sopeña)

Publicar un comentario