viernes, 13 de agosto de 2010

Morir Joven, pero lo más tarde posible

La paradoja de Sentirse y Estar Bien

Con el ritmo de vida actual, han venido en aumento las actividades recomendadas por los especialistas para mejorar nuestra salud, mantenerla o recuperarlas. En cualquiera de los casos, dichas recomendaciones han impulsado innumerables alternativas en cuestión de terapias complementarias que sin duda logran estos objetivos tan básicos pero vitales para el ser humano: Sentirse bien y estar bien.

Estudios de innumerables personas en el campo de la medicina, del campo de la psicología, de las neurociencias, de las terapias alternativas y de los sociólogos han demostrado que el ser humano a partir de fines del siglo pasado está buscando no solo los elixir de la eterna juventud, sino el secreto de mantenerse joven, vital y feliz. Sobre esto se ha escrito cantidades industriales de libros, artículos, páginas web; se han dictado cursos, talleres, cátedras universitarias y hasta creado carreras en universidades prestigiosas en el mundo con la única finalidad de darle al hombre, respuesta a esta interrogante: ¿Existe la fuente de la eterna Juventud? 

En México, país industrializado con un alto nivel de contaminación y stress se han hecho estudios con respecto a la calidad de vida del anciano, logrando pronósticos esperanzadores y todo gracias a los cambios de actitud que vienen asumiendo sus habitantes al cambiar desde su ritmo de vida, hasta la filosofía de la misma. Japón es otro ejemplo sin duda, así como Alemania y Suecia, quienes con las nuevas ideologías de la cultura del “Slow Down” proponen disfrutar de la normalidad y lentitud de tomarse la vida con calma, tranquilidad, sin pre-ocuparse ni pre-disponerse ante las situaciones que no suceden aún. 

Claro está, es difícil con este día a día y con las noticias sobre el mundo y nuestro país (sea cual fuere su caso, amigo lector, sin duda, en su país la crisis, el desempleo, las colas, la escasez, el agua, el clima, la gasolina, la inseguridad y pare usted de contar) poder lograr un equilibrio que permita pararse a disfrutar del volar de una mariposa, ver una oruga subir un palito de algún árbol o disfrutar una tarde tendidos en la grama (pasto). Sin embargo lo inevitable debe suceder, así tengamos una actitud positiva y abierta a los cambios y a las exigencias del mundo actual: envejecemos minuto a minuto, de manera imparable, el tiempo es inclemente y no espera por nadie… ni siquiera por quienes decretamos la felicidad con mente abierta y energía positiva. 

Aún así, que envejecer es lo más seguro, la frase paradójica de origen azteca “MORIR JOVEN, PERO LO MÁS TARDE POSIBLE” representa lo que muchos de los maestros en yoga, reiki, meditación, medicina cuántica y demás terapias complementarias aducen, se debe disfrutar de cada detalle, de cada segundo, instante de vida, que todos vivimos dentro de un cuerpo que puede desacelerar el desgaste metabólico del tiempo a través de la concentración de esfuerzos en situaciones provechosas. Así vemos a estos longevos maestros tener el espíritu de un quinceañero, no el cuerpo ni el comportamiento, sino la actitud emprendedora, alegre y agradecida. 

En la obra de Feggy Ostrosky “CEREBRO Y CONDUCTA, MANUAL PARA USUARIOS INEXPERTOS” nos da 10 actividades sencillas para seguir, que están relacionadas con la salud y el bienestar, pues recordemos que estar sanos no es simplemente evitar enfermarnos, sino prevenir el envejecimiento. 

1. Desayunar diariamente nos hace 1. 1 años más jóvenes. Pone en movimiento los músculos internos del cuerpo con la digestión, nutre a las células luego de la tarea ardua del metabolismo que realizan durante la noche, cuando dormimos. Asimismo tomar agua en ayunas limpia nuestro organismo, es como darle una ducha a los intestinos, el estómago, la garganta, la vejiga, los riñones, etc. 

2. Vivir felizmente casados o estar con una pareja que nos guste en todo sentido también alarga nuestra existencia. Compartir los buenos y menos buenos momentos al lado de una persona que nos brinde bienestar emocional, que nos inspire amar, reír, jugar y soñar, mejora nuestro sistema nervioso, endocrino, parasimpático y circulatorio, sin mencionar toda la gama de sensaciones, emociones y pensamientos que esta situación genera. 

3. Tener amigos y frecuentarlos es mejor para la salud que vivir solos e incluso sin mascota. Las relaciones interpersonales nos permiten mejorar el ambiente intrapersonal, autoestima, autoconocimiento, inteligencia emocional y la motivación al logro. 

4. Usar teléfono celular disminuye en 3. 5 años la esperanza de vida, esto no sólo debido a las radiaciones de la energía que éste aparato irradia, sino que nos resta tiempo y concentración ante otras situaciones beneficiosas para nuestra razón social. 

5. La actividad sexual no sólo mejora la respiración y circulación, sino que fortalece el corazón, el amor propio y la piel. Activa los sistemas inmunológico y respiratorio, mejorando su desempeño y tonificando los músculos. 

6. Usar hilo dental puede ser la diferencia entre estar sano o enfermo. Muchos dejan la limpieza oral y bucal en último plano, siendo éste sitio un acopio de bacterias y virus que nos provocan enfermedades. 

7. Leer, estudiar y seguir preparándose intelectualmente, es una característica de las personas longevas de todo el mundo. Mejora la neuroplasticidad del cerebro, revitaliza las neuronas, activa centros de aprendizaje significativos que el tiempo guarda en la memoria a largo plazo, oxigena los lóbulos y genera mejor líquido cefaloraquídeo, mejorando considerablemente la interconectividad de los hemisferios. 

8. Rezar es altamente saludable. La fe da un sentido de esperanza y control de la vida. Permite la claridad filosófica, no importante credo, religión o creencias, la fe, creer en algo o alguien, permite la visión y misión y esto rediseña los proyectos de vida y los sueños. Al igual que la risa, la fe, genera estados de bienestar producidos por las endorfinas y esto reduce la propensión a las enfermedades. 

9. La risa reduce la ansiedad, la tensión y el estrés, además de ser uno de los mejores y más completos ejercicios cardiovasculares, digestivos, inmunológicos, faciales. Generan endorfinas que actúan como neurotransmisores y logran disminuir la cantidad de adrenalina y cortisol, que son hormonas que perjudican al organismo si se tienen en exceso, se pierden hasta 1. 200 calorías al reírse en el día al menos 20 veces, reduce las cefaleas, mejora las relaciones interpersonales, el autoestima y logra el cumplimiento de las metas por la apertura a los cambios. 

10. Hacer ejercicio regularmente fortalece la salud mental y física y mantiene la circulación sanguínea en óptimas condiciones, mejora las relaciones humanas, nos hace más humanos con el entorno y nos pre-ocupa por un futuro sano y mejor. 

Por Fanny Vanessa Verano Hidalgo. 

Basado en la obra TOC – TOC ¿HAY ALGUIEN AHÍ? 
Cerebro y Conducta Manual para usuarios inexpertos 
Feggy Ostrosky Solís. Jefa del Laboratorio de Neuropsicología de la UNAM
Publicar un comentario